Mes: septiembre 2017

Roemmers: “Está cerca; hace mucho tiempo que no se decide todo el último día”

El armador del Azzurra reconoce que ha sido el campeonato más disputado de toda la historia de las 52 Super Series Pablo Roemmers, armador del Azzurra, explica: “Está cerca, queda un solo día un par de regatas más calculo y termina uno de los campeonatos más […]

Azzurra llega con ventaja al frenético desenlace de 52 SUPER SERIES

El barco italoargentino acumula siete puntos de renta sobre el Platoon.           En la lucha por la Menorca 52 SUPER SERIES comparte liderato con Gladiator.             Hoy ganaron las mangas Quantum y Bronenosec Azzurra es el velero mejor […]

Jordi Calafat (Platoon): “Creo que hoy todos hemos ido al límite”

Platoon II

El regatista mallorquín, estratega del Platoon, asegura que hoy tampoco fueron buenas condiciones para navegar e “hicieron bien en mandarnos a tierra”

Jordi Calafat, estratega del Platoon, afirma: “Las condiciones han sido un poco de lotería. Era mejor ir quinto al empezar la última popa y ver qué pasaba, que ir primero. El factor suerte ha sido determinante. A nosotros nos ha ido bien, pero creo que todos hemos ido al límite de poder navegar con estos saltos de viento. Hacía falta la suerte. No se trata de estar perdiendo mangas del calendario previsto, sino que lo más importante es hacer regatas justas, mucho más que intentar hacer muchas pruebas. Creo que se ha hecho bien mandándonos a tierra porque no eran las mejores condiciones para navegar”.

Guillermo Parada, caña del Azzurra, explica: “Al final creo que salimos bastante ilesos de una situación complicada igual que ayer cuando nosotros casi perdemos la victoria. Al final en la última popa íbamos pegados a Quantum y quisimos asegurar y que Quantum quedara por detrás de nosotros sabiendo que había otros barcos que habían trasluchado y que nos podían pasar, pero medimos las opciones y vimos que ahí estábamos bien. Fue una buena elección y faltó poco para también ganar la manga. En el último cruce con Platoon nos quedamos a dos metros de tener el babor estribor. Lo que es claro es que no puedes controlar todas las puntas del campo de regatas con estos días. El barco está bien, la tripulación está muy bien y Vasco está haciendo un buen trabajo midiendo los riesgos. Hoy cubrimos a Quantum, pero otro día podemos cubrir a Platoon. Hoy se dio así, no puedes estar pensando en toda la flota”.

Michelle Ivaldi, estratega del Quantum, manifiesta: “Hoy no ha sido nuestro día. Es una lástima porque estábamos haciendo una gran regata, lo estábamos haciendo muy bien todo desde el principio y hemos hecho un único error que nos ha salido muy muy caro. Seis posiciones es un precio muy caro que hemos pagado. Los próximos días va a ser más predecible el tiempo y menos caóticos con brisas del sudeste. Quedan ocho potenciales regatas y hay mucho margen para recuperar por lo que mantenemos la confianza de que podemos luchar por la victoria en el circuito y en Menorca”.

Nacho Postigo, navegante del Provezza, sostiene: “Si ha sido justa la regata… pregúntale a Quantum que no estaban muy contentos. No pueden estarlo porque nosotros hemos girado la primera boya últimos y han terminado por detrás y eso que nos sacaba la vida. Esta flota tiene estas cosas y estoy convencido de que a ellos ya se les habrá pasado el cabreo. La parte izquierda era lo que pagaba en ceñida y en la popa lo único que te ayudaba era quedarte dentro de la racha. Eso es lo que les ha pasado han aguantado demasiado esperando a que les volviera. Nuestra preocupación era sacar la cabeza del fondo del mar tras girar la primera boya últimos. Estas condiciones a nuestro barco o nuestro estilo de navegar no nos van mucho en las ceñidas, aunque en las popas recuperamos. Mañana en condiciones de mar plano espero que estemos más en forma”.

Mónica Montañés: “Estoy muy contenta; creo que he cumplido mis expectativas”

La regatista del Club Marítimo de Mahón que regatea en la Menorca 52 Super Series Sailing Week con el Alegre señaló que “ha sido muy gratificante” La regatista del Club Marítimo de Mahón, Mónica Montañés, que participa en la Menorca 52 Super Series Sailing Week […]

Pedro Mas (Platoon): “Navegando en Menorca te puedes encontrar de todo”

El mallorquín Pedro Más, proa del Platoon, el barco alemán que aspira a conseguir en Menorca su primer 52 Superseries, reconoció que “no esperábamos estar aquí peleando por todo. Era el objetivo estar delante, pero cumplir el objetivo o estar cerca todos lo hubiésemos firmado […]

I. La 52 Super Series Menorca Sailing Week, equipo a equipo (Gladiator, Alegre y Sorcha)

La 52 Super Series Menorca Sailing Week reunirá en Mahón del 18 al 23 de septiembre a lo mejor de la vela mundial en la última regata del circuito, la que decidirá en título entre los tres grandes favoritos, el Azurra, el Platoon y el Quantum of Racing. Pero al margen de estas tres embarcaciones, el resto de la flota de TP52 goza de una enorme calidad. Entre ellos figuran multitud de campeones del Mundo en otras disciplinas, veteranos en el circuito y noveles del año pasado, pero también fichajes estelares, pugnas entre equipos que se arrebatan a sus mejores estrellas.

Te presentamos a los equipos que participarán en la  52 Super Series Menorca Sailing Week uno por uno. Empezamos por los tres equipos británicos.

Gladiator 2

Gladiator: En la 52 Super Series desde sus inicios

Gladiator es ya uno de los equipos más conocidos. El exitoso empresario inglés Tony Langley es su propietario y el que soporta económicamente el proyecto. Desde su llegada a la clase en 2009 el equipo ha ido aprendiendo y mejorando sistemáticamente. Langley es uno de los armadores más comprometidos con la clase ya que siempre ha estado en la línea de salida de las cinco temporadas disputadas. Para esta temporada han hecho una apuesta decidida por dar un salto de calidad. Para empezar han fichado a Ed Baird, caña de Quantum Racing, que ayudará a Langley en la popa del velero y además se han sumado al programa de velas de Quantum Sails junto con el propio Quantum, Interlodge y Platoon. Gladiator quiere seguir siendo un barco solvente con vientos de rango alto, pero quiere mejorar en otras condiciones más habituales en el verano Mediterráneo.

 Alegre

Alegre (GB): Los actuales campeones del Mundo de MiniMaxi, con una gran presencia española

Andy Soriano y su tripulación del Alegre están muy familiarizados con el éxito. Acaban de ganar el campeonato del mundo en MiniMaxi con el 72 pies diseñado por Mills. Pero sus triunfos en vela costera y oceánica se remontan a 2008, cuando el armador británico botó su primero Alegre, uno 68 pies. La tripulación ganó la Middle Sea Race, fueron segundos en el Mundial de Maxis, ganó la Giraglia… Además, han ganado ya en dos ocasiones la Copa del Rey. Soriano, de raíces españolas, tiene en su tripulación un buen número de españoles como el trimmer Joan Meseguer o los tripulantes Pedro de Cospedal y el cántabro Carlos Bats, tripulante con quien el mahonés Damián Borrás ganó en 2015 el Campeonato de Europa Master de Snipe. 2015 fue su primera temporada en la clase TP52, navegando en su nuevo velero diseño de Botín & Partners, gemelo del Quantum Racing y construido en los astilleros que Chimo López tiene en Burriana, Longitud Cero. En 2016 fue uno de los barcos más regulares en la lucha por las posiciones intermedias de la flota y demostró una vez más que tienen un gran talento y compromiso a bordo.

Sorcha

Sorcha (GB): El barco que debutó en las 52 Super Series el año pasado en Mahón

El Team Sorcha, con bandera de Reino Unido, se unió a las 52 SUPER SERIES en 2016 cuando participó en dos regatas: Porto Cervo y en el Mundial de Mahón. El propietario es Peter Harrison, presidente de “Richard Mille Europe Middle East & Africa”, que es un enamorado de las regatas aunque hasta la fecha estaba más centrado en las oceánicas y en regatear en el Caribe. Pero eso no es óbice para que intentara competir en 52 SUPER SERIES donde predomina el barlovento-sotavento. El barco no es nuevo, ya que fue estrenado en 2011 como el Sinergy y es el hermano gemelo del Xio Hurakan. El equipo está dirigido por el experimentado Campbell Field que cuenta con una tripulación muy capacitada para competir en 52 SUPER SERIES. Una tripulación con la que Harrison ya lleva compitiendo en los últimos años.

 

52 SuperSeries Menorca, trece barcos de ocho países distintos en la regata de monocascos más importante del mundo

Los espectaculares TP52 que competirán en Mahón del 19 al 23 de septiembre pueden alcanzar los 20 nudos con solo una brisa fuerte en sus velas Trece barcos de ocho países diferentes, Italia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Turquía, Suecia, Alemania y Rusia, competirán entre […]

El presidente del Club Marítimo, Antonio Hernández, asegura que “la Panerai es nuestra regata estrella, un orgullo para el Club Marítimo”

El Presidente del Club Marítimo de Mahón (CMM), Antonio Hernández, cumplió, el pasado 11 de agosto un año en el cargo. Su mejor regalo fue “poder disfrutar, una vez más, de la Copa del Rey Panerai Vela Clásica Menorca”. Espera seguir dirigiendo la entidad durante tres […]

Duelo de titanes en la Copa del Rey Panerai tras la segunda jornada

1504282989-cr_panarai_170901_nm_2793

Moonbeam IV (1914) y Hallowe’en (1926) llegan empatados a puntos a la última jornada de la regata de barcos de época organizada por el Club Marítimo de Mahón en la clase Big Boats. Linnet (1905) se coloca primero en Época Cangreja y Cippino (1949) tiene prácticamente asegurada la victoria en Época Marconi. Máxima emoción en Clásicos, con el Argos (1964) y el Guía (1967) igualados a puntos. Calima (1970) arrumba su undécimo triunfo en Espíritu de Tradición.

Moonbeam IV (1914) puso proa hoy a la que podría ser su tercera victoria en la clase Big Boats de la Copa del Rey Panerai, tras las obtenidas en las ediciones de 2011 y 2015. La embarcación patroneada por Mikael Creach, que perteneció al príncipe Rainiero de Mónaco, se impuso con claridad en la segunda jornada de la regata de barcos de época que estos días acoge el Club Marítimo de Mahón, pero tendrá que pelear hasta el último bordo para superar al Hallowe’en (1926), con el que se encuentra empatado a tres puntos al frente de la clasificación general. La jornada final de mañana promete emociones fuertes.

Los Big Boats (barcos de más de 23 metros de eslora) realizaron un recorrido costero de 22 millas hasta Cala’n Porter, con llegada en el interior de puerto de Mahón. El Moonbeam IV navegó siempre por delante de su rival y en ningún momento llegó a izar la vela escandalosa ni el spinnaker. El viento sopló de NE durante todo el día, con una intensidad que osciló entre 15 y 22 nudos. La tripulación de Creach completó el recorrido en 3 horas, 25 minutos y 55 segundos, lo que se tradujo en una ventaja en tiempo real de algo menos de 17 minutos sobre el Hallowe’en, capitaneado por Iñigo Strez. La diferencia se redujo a 7 minutos y 39 segundos una vez compensados los tiempos. El Nordwind (1939) se colocó tercero en la general tras la retirada hoy del Moonbeam of Fife (1903) por la rotura de un obenque.

“El viento nos perjudicó a todos y la regata, tras una muy buena salida nuestra, fue un ‘barco contra barco’ con el Moonbean III. Al final, ellos tuvieron problemas y abandonaron. En la llegada notamos mucha estrechez. Fue un poco peligroso entrar junto a los barcos pequeños. La nuestra es un embarcación de ochenta toneladas. Mañana nos jugaremos la victoria final con el Hallowe’en. Después de hacer un segundo y un primero, estamos bien posicionados”, declaró Mikael Creach nada más llegar a puerto.

DOMINIO DE LOS HERRESHOFF

En la clase Época Cangreja, donde compiten los veleros anteriores a 1950 con aparejo trapezoidal, se produjo un vuelco en la clasificación. La retirada del Kelpie (1903), líder al término de la primera jornada, aupó al Linnet (1905), de Patrizio Bertelli, hasta la primera plaza con cuatro puntos, seguido del Spartan (1913), el Olympian (1913) y el Chinook (1916), los tres con siete puntos. Los dos primeros y el cuarto clasificados en esta categoría fueron diseñados y construidos por Nathanael Herreshoff.

Giulio Giovanella, trimmer del Linnet, aseguró que la regata fue “muy interesante”. “Hacía mucho tiempo que no regateábamos con 20 nudos de viento con este barco. Hicimos una buena salida y encontramos la ola formada durante casi todo el recorrido. Es la primera vez que venimos aquí con este barco, aunque los tripulantes sí habíamos estado con otras embarcaciones. El Linnet es un velero increíble. Tiene velocidad, aunque es un poco complicado en el manejo. Los que lo tripulamos estamos más acostumbrados a barcos de época moderna. De hecho, el patrón, Patrizio Bertelli, también lo es del ‘Luna Rossa’ de Copa América. Estamos muy contentos por la victoria de hoy”.

El Cippino (1949), que representa al Yacht Club Argentino, mantuvo el liderato en la clase Época Marconi (barcos botados antes de mediados del siglo XX con aparejo bermudiano). Con dos primeros en otras tantas regatas, y a falta de una sola manga para el final, será difícil que se le escape victoria Su rival más inmediato, el Comet (1946), está a cuatro puntos, mientras que el tercero “navega” a una distancia prácticamente insalvable de nueve puntos. Para el Cippino, que sólo tiene que marcar a sus rivales para asegurarse el triunfo, sería su primera Copa del Rey Panerai y supondría el broche de oro a una gran temporada, después de alzarse con el Trofeo Puig Vela Clásica de Barcelona y la Regata Illes Balears Clàssics del Club de Mar Mallorca.

El Argos (1964), que hoy fue cuarto, mantiene la primera posición en Clásicos (veleros botados entre 1950 y 1975), pero no tiene ni mucho menos asegurada la que sería su cuarta victoria en Mahón, tras las de 2012, 2015 y 2016. El Guía (1967), con Jordi Costa a la caña, es segundo empatado a cinco puntos, mientras que el Ardi (1968), ganador de la manga de hoy y tercero en la general, se encuentra a un sólo punto de sus predecesores. El campeonato se decidirá en una última jornada de infarto. El Yanira (1954), que fue el más rápido en completar las 17 millas del recorrido realizado por las clases Época, Clásicos y Espíritu de Tradición desde Mahón a Cap den Font, ha quedado descolgado de la lucha tras su pinchazo de ayer, en que fue noveno.

En Espíritu de Tradición, clase en la que se agrupan barcos de más de 25 años construidos en fibra o cualquier otro material (RI Clásicos) y Clásicos que han sido sometidos a alguna modificación que les impide competir en dicha categoría, el Calima (1970), que navega en representación del Club Marítimo de Mahón, superó en 17 segundos al Legolas (2003) y en 3 minutos y 20 segundos al Lohengrin (1974), lo que le aupó a la primera posición y le coloca en disposición de conseguir su undécima victoria en la Copa del Rey Panerai.

“La de hoy ha sido una regata rápida, noble, con mucho viento. Navegamos con rachas de 20 y 25 nudos”, explicó Alejandro Guash, patrón del Calima, que añadió: “Hicimos una muy buena salida y siempre nos mantuvimos en el grupo de cabeza. Creo que la clave de la victoria estuvo en la ceñida de la Isla del Aire. Por fortuna, el problema que tuvimos (una pequeña rotura de la mayor) se produjo cuando estábamos muy cerca de la línea de llegada y no nos influyó… Mañana nos vamos a jugar el título con el Legolas y el Lohengrin. Tenemos que regatear con cabeza”.